Reconocimiento de la antigüedad laboral

La antigüedad como trabajador de una empresa empieza a contar desde el primer día de actividad laboral. Así lo indica la jurisprudencia, de modo que mientras dure la relación laboral se va acumulando antigüedad.

En caso de un futuro despido o finalización de esa relación laboral, la indemnización a la que se puede tener derecho dependerá directamente de la antigüedad y del salario que se tenga, por lo que es muy importante saber desde cuando se tiene que computar la antigüedad. Cuando solo se ha tenido un contrato, es fácil, ya que la antigüedad sería desde que empieza ese contrato, ¿pero qué pasa si se tienen varios contratos?

Antigüedad teniendo varios contratos

Cuando se ha tenido varios contratos con la misma empresa hay que ver si se ha roto la llamada “unidad esencial del vínculo”. Es decir, si la relación laboral sigue siendo una, a pesar de que se haya formalizado a través de varios contratos, o la relación laboral se ha roto y son dos relaciones laborales distintas.

Cada caso y cada situación merece un estudio concreto, pero si entre un contrato y otro se trabaja para otra empresa, la jurisprudencia entiende que se ha roto la relación laboral. En casos de una nueva contratación, la antigüedad empezará a contar de nuevo con la nueva contratación.

Ejemplo: Ana trabaja para la empresa A y se le acaba el contrato el 30/05/2021. El 02/07/2021 empieza a trabajar con la empresa B acabando de trabajar el 30/08/2021. El 09/09/2021 vuelve a ser contratada por la empresa A. A pesar de que Ana ha trabajado antes para la empresa A, la antigüedad que tiene es desde su nueva contratación, el 09/09/2021.

La antigüedad en el encadenamiento de contratos temporales

¿Pero qué pasa en caso de contrataciones sucesivas por parte de la misma empresa sin que haya trabajos para otras empresas de por medio?

En esos casos, lo más importante es ver el tiempo que ha pasado entre la finalización de un contrato y el inicio del siguiente. Inicialmente se consideraba que no se perdía la antigüedad siempre que no pasasen 20 días, que es el plazo que tiene el trabajador para demandar en caso de despido. Pero las empresas entonces volvían a contratar pasados 21 días. O muchas veces se despedía en junio para volver a contratar en septiembre y así no tener que pagar el verano. La jurisprudencia ha ido sucesivamente ampliando el plazo de días que pueden pasar entre un contrato y otro sin que se pierda la antigüedad.

legal laboral antiguedad cgt

La jurisprudencia del Tribunal Supremo considera que no existe interrupción de la relación laboral a pesar de haber pasado 3 meses y 19 días entre un contrato y otro. Es el caso de dos trabajadoras que llevaban contratadas 14 años a través de sucesivos contratos y prórrogas, y la empleadora no reconoció la antigüedad de todo el tiempo trabajado por dos interrupciones de la relación laboral. Finalmente el Tribunal Supremo ha reconocido que, a pesar del tiempo transcurrido, no se ha roto la relación laboral y que deben de ampliarse los plazos a la hora de entender la pérdida de la antigüedad para evitar que las empresas se beneficien de los fraudes en las contrataciones sucesivas.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en su sentencia de 4 de febrero de 2013, consideró que no se pierde la antigüedad siempre que no se superen los 6 meses entre un contrato y otro. Indica este plazo teniendo en cuenta que el artículo 15.5 del Estatuto de los Trabajadores establece que debe de considerado como indefinido el trabajador que ha estado contratado por dos o más contratos temporales durante 24 meses en un periodo de 30. Por lo que, si un periodo de 6 meses no impide que el trabajador deje de ser considerado indefinido, tampoco debe impedir que se considere la antigüedad desde la anterior contratación.

Ejemplo: Juan es contratado el día 08/01/2016 mediante un contrato de obra y servicio. La empresa le finaliza el contrato el 10/02/2019. El 15/05/2019 la misma empresa vuelve a contratarle. En julio de 2020 la empresa despide a Juan, calculando su indemnización desde el 15/05/2019. Juan puede reclamar que su antigüedad es desde el 08/01/2016, para conseguir una indemnización superior.

¿Qué hacer si la empresa no me reconoce la antigüedad correcta?

En este caso, si el trabajador aún está en activo contratado en la empresa, puede iniciar un procedimiento judicial para el reconocimiento del derecho a la antigüedad correcta, mediante la presentación de una papeleta de conciliación. En el caso de que de la antigüedad dependa alguna cantidad de dinero, por ejemplo, por un plus de antigüedad que se podría cobrar si la empresa reconociese la antigüedad real, entonces se podrá reclamar a la vez la antigüedad y las cantidades que se debían de cobrar.

En el caso de haber sido ya despedido, al impugnar el despido se debe de indicar la antigüedad real para que la posible indemnización que se consiga se calcule con dicha antigüedad. Si el despido ha sido por causas objetivas o dentro de un ERE, el hecho de haber calculado la indemnización de forma errónea por no tener en cuenta la antigüedad real, puede hacer que, si el trabajador demanda, el despido sea declarado improcedente.

Conclusión

La conclusión a la que podríamos llegar es que cada caso debe ser estudiado individualmente, pero es importante que el trabajador sea consciente de que existe la posibilidad de reclamar la antigüedad aunque hayan pasado varios meses entre un contrato y otro, admitiendo el Tribunal Supremo paréntesis de casi 4 meses.

Fuente: Jorge Danés (Lo Entiendo)

Visits: 667
Spread the love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *